Los increíbles pulmones de Madrid – VIII El Parterre del parque de El Retiro

Una de las zonas más singulares de El Retiro la encontramos aquí, en El Parterre. Si hay un elemento que destaca de este lugar, son sin duda sus cipreses. Unos cipreses recortados para que adopten esas formas redondeadas, que nada tienen que ver con los que estamos acostumbrados a ver normalmente, y que lo convierten en una seña de identidad para este mágico lugar del parque.

Otra de sus principales características, es su estilo francés, con su simetría y perfección. Fue Felipe V, quien encargó la reforma al arquitecto Robert de Cotte para que la llevara a cabo.

Al fondo de la foto, se ve la Puerta de Felipe IV, una de las múltiples entradas al parque. Pero ésta no siempre estuvo aquí ubicada. Ocupó diferentes localizaciones hasta el año 1922, donde se instaló hasta la actualidad. Estuvo ubicada en la Plaza de Cánovas del Castillo (Carrera de San Jerónimo-Plaza de Neptuno) y más tarde se trasladó a la bajada de Los Jerónimos.

Al Parterre, también se puede acceder por la parte superior, si venimos desde el estanque.

Por último, al fondo de la foto y detrás de la Puerta de Felipe IV, localizamos el Casón del Buen Retiro.

InShot_20180917_114255143

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s