Mis rincones favoritos de Madrid – XII El Farolero

En una época donde las ciudades no contaban con iluminación eléctrica, la labor del farolero era de vital importancia. Las funciones de las personas que ejercían esta profesión inexistente en la actualidad, era encender y apagar los faroles a una determinada hora, para lo que utilizaban una pértiga como la que la escultura porta en su mano y los mantenían en buen estado. Cuando amanecía, acudían a por aceite y mechas para proveer los faroles. Pero no solo tenían esa función, sino que también velaban por la seguridad, actuando en ocasiones como serenos, por lo que su papel era doblemente importante. Como homenaje a todos esos profesionales, actualmente podemos encontrar esta escultura en la calle Concepción Jerónima, frente a la Imprenta Municipal.

InShot_20180927_115618433
Escultura de El Farolero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s